Hasta que los colegios no abran, la desescalada me importa un pimiento

yael-itay-dalit-pimiento-1

Alucino con España. Aquí los niños van detrás de los perros. La familia, la educación, la pareja (con niños), el colegio, el aprendizaje y los amigos valen menos que las peluquerías y los bares. Córtame el pelo. Píntame las uñas. Una cañita. Una tortilla de patatas. Unas gambas al ajillo. Eso sí que es importante en España. Pero los niños en casa, por favor.

Los políticos españoles han demostrado que su única preocupación es la economía española y se han olvidado por completo de los niños. Aquí, la educación y la familia están al final de la cola. País de palurdos. Entiendo que organizar los colegios en tiempos de pandemia es muy complicado y requiere trabajo y esfuerzo. Pero si toda Europa ha podido organizarse, ¿por qué España (e Italia), los dos países que brillan por su nivel académico, ejem, siguen castigando a los niños negándoles su derecho a aprender y a disfrutar del colegio? Con un poquito de inteligencia, organización y buena voluntad la vuelta a los colegios sería segura. Y si hay padres que tienen miedo de que sus hijos vuelvan al colegio, no problem, que no los lleven. A los pobres niños se les está privando del derecho a aprender y crecer, y esta injusticia y estupidez me están empezando a producir un sarpullido.

En España primero se privó a los niños del colegio antes de decretar el estado de alarma. En estos meses absolutamente ningún político se ha preocupado de ellos. Que estén encerraditos, que los cuiden sus padres, que aprendan online, que no jueguen con sus amiguitos, que añoren sus aulas, sus profesores y el recreo. Veremos cuántos divorcios más hay después de la pandemia. Yo amo a mis tres hijos y no me importa en absoluto el homeschooling, incluso lo disfruto, pero hacer homeschooling y tener que seguir pagando el colegio es demasiado.

Las tiendas, los bares, los restaurantes, las peluquerías y los bancos ya están abiertos en España. No hay franja horaria para los negocios, pero los niños siguen teniendo restricciones para salir. Aprieta el calor pero a las 19h hay que estar en casita. El Gobierno ha tardado meses en aprobar el uso obligatorio de mascarillas (¡burros!) pero el tema de los niños y el colegio ha quedado en stand by. Bah, al fin y al cabo los niños no son indispensables para la economía, son solo el futuro.

Un poquito de sentido común y solidaridad, por favor. Menos chipirones y más niños. Hasta que los colegios no abran, la desescalada me importa un pimiento.

yael-itay-dalit-pimiento-2yael-itay-dalit-pimiento-3

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Antonia Tejeda Barros, Madrid, 26 de mayo de 2020

About Antonia Tejeda Barros

Madre de tres, flautista, violinista, profesora, alumna y súper fan de Woody Allen / Mother of three, musician, teacher, student, and Woody Allen fan
This entry was posted in Covid-19, SARS-CoV-2 and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s