Nacionalismos, separatismos & xenofobia

Sinceramente, no logro entender el discurso nacionalista. Siempre me ha parecido excluyente, ridículo, separatista, cerrado, ciego, mediocre y muy poco humano. Según Fernando Savater, los nacionalismos son hermanos de la xenofobia. Escribe: “Los xenófobos siempre se apoyan en brumosas banalidades sobre “la psicología de los pueblos”, el “destino” de las naciones y una larga lista de agravios históricos reales o inventados: entre ellos se reclutan los nacionalistas más cerriles y también los partidarios a ultranza de la santísima “identidad” imperecedera de cada comunidad humana con vocación de eternidad… Es interesante subrayar por tanto que la xenofobia se alimenta de prejuicios (nacionales, históricos, culturalistas) sostenidos muy en serio por personas que se horrorizarían de ser consideradas xenófobas.” (Fernando Savater, Diccionario Filosófico, Ed. Planeta, Barcelona, 1999)

Abracemos, pues, la riqueza cultural. Aceptemos al “diferente”, al “extraño”, al “desconocido”, pues es un hombre, una mujer, un niño como nosotros. Todos los seres humanos son dignos de respeto, libres de circular por donde quieran y libres de hablar y comunicarse con la lengua que quieran. Comunicarse, eso es lo importante y lo esencial, no estar defendiendo estúpidamente una lengua u otra. Todas las ciudades del mundo son hermosas y feas a la vez, ninguna es mejor que otra. El universo es infinito y somos muy pequeños. Hay idiomas, como el arte y la música, que son universales. Abrámonos al mundo y al ser humano, y no nos ridiculicemos cerrándonos y empequeñeciéndonos. Basta ya de nacionalismos, separatismos y xenofobia. Basta ya.

About Antonia Tejeda Barros

Music, art, philosophy & thoughts /// Música, arte, filosofía & pensamientos.
This entry was posted in Thoughts and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

7 Responses to Nacionalismos, separatismos & xenofobia

  1. Estimada Antonia:

    Sin querer quitarle la razón a los argumentos de Savater, debo mencionar que él es o se comporta o escribe como un nacionalista español, que es otro tipo de nacionalismo, al igual que los nacionalismos autonómicos.

    Te recomiendo el siguiente enlace, de Roberto Augusto, que ha escrito un libro sobre esta cuestión, y que Savater contestó el el país:

    http://www.robertoaugustoblog.com/
    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/07/actualidad/1336409709_091435.html

    Un saludo,

    Miguel

    Like

    • Estimado Miguel:
      muchas gracias por el Link. Interesante escrito de Savater. Yo no veo ahí por ningún lado un nacionalismo español, sino una crítica contra el nacionalismo. Y muy buena. En mi opinión, los separatismos deben de evitarse. Lo más importante es comunicarse. Hay que hablar, leer y escribir cuantos más idiomas mejor, no para defender ninguna nación (no me gustan las banderas, pues soy ciudadana del mundo), sino para comunicarse. Los nacionalismos hoy en día en Cataluña y País Vasco son en mi opinión separatistas, absurdos y muy desagradables. Tal vez hay que vivir ahí para entenderlo. La riqueza cultural es crucial para crecer. Los nacionalismos tienden casi siempre a querer destruir una de las 2 culturas, para enfatizar la que ellos consideran “la cultura reprimida”. No ven que en la riqueza está la belleza.
      Un abrazo,
      Antonia

      Like

  2. javier huarte says:

    los filosofos estamos enfermos de modernidad, no lo podemos evitar; aunque comprendamos la postmodernidad, lo hacemos como convalecientes.

    un saludo

    javier

    Like

  3. Buenos días, Javier:
    muchas gracias por tu comentario. Me parece interesante, pero no comparto tu opinión. En mi opinión los nacionalismos son excluyentes, estúpidos y muy peligrosos. Y cuando digo nacionalismos me refiero a todo tipo de nacionalismos: los de una región o de un país. No hubo nada más sangriento que la España de los Reyes Católicos. ¿Eran ellos fanáticos religiosos o fanáticos nacionalistas? Freud es uno de los pocos filósofos que nos hace entender cómo es posible tanta barbarie y atrocidad. “El malestar en la cultura” es un libro genial.
    La anécdota que me cuentas del colegio público es interesante. Por supuesto que los niños que han nacido y / o crecido en España son españoles. Pero, antes que ser españoles son niños. Y antes que ser niños son personas. Tienen la suerte, eso sí, de tener una riqueza cultural que otros niños no tienen.
    Los nacionalismos se acercan mucho a los fascismos, y por eso son peligrosos. Hasta cuándo vamos a empequeñecer al hombre con sus banderas, sus naciones y sus fronteras. Evolucionemos. Abrámonos al mundo. Digamos no a los nacionalismos, por amor a la Humanidad.
    Un saludo muy cordial,
    Antonia

    Like

  4. javier huarte says:

    Estimada Antonia.

    Permiteme la intrusión en tu blog; lo descubrí desde los foros de corrientes actuales de la filosofía de la Uned, ya que estudiamos la misma carrera y por la misma universidad. Bueno al grano. Disiento profundamente de la tesis del sr. Fernando Savater; su discurso es universalista y ligado a una ética kantiana al modo de imperativo categórico de la cual he sospechado siempre. No por la norma en si; sino por su inutilidad. El mismo fue incapaz de elevar la norma a universal en otros textos sobre la mujer o sobre la pobreza. En lo personal estuvo “a la altura de su época”, me refiero a Kant. El discurso antinacionalista del sr. Savater siempre ha sido reduccionista. Ya que su propia concepción del nacionalismo, su concepto, aplasta o reduce cualquier atisbo de nacionalismo llamamosle poco nacionalista. Soy partidario de eliminar la palabreja ya que es un reducto del romanticismo o de aplicarla a todo el mundo ya que desde aquella epoca todos somos nacionalistas. Todas las construcciones nacionales, la españa de los reyes catolicos también son de esa epoca.
    Puedes encontrar a supuestos nacionalistas, ciudadanos del mundo y a no nacionalistas autenticos tarugos intelectuales hacia el otro.
    Porque el debate no esta entre nacionalismos o no sino en cada persona, en cada corazoncito en la manera en que se enfrenta al “otro” y esa es la resolución del acertijo, en si la relación con el otro es una relación de amor o de odio, de piedad o de intransigencia. En absoluto es un problema conceptual escolastico de nacionalismo si o no sino de que hacemos con nuestra vida. Si surge el amor o surge el odio. Y como expresaba Freud en el malestar de la cultura de una forma magistral; la cultura, no es tan sencilla, hay algo que nos lleva hacia la pulsión de muerte en donde, explotamos, economicamente, sexualmente o como sea al semejante.
    Una anecdota en el colegio público de mi barrio. Hubo una fiesta multicultural en donde a cada niñito o niñita se le vestía con el traje de su pais “original”. Había un monton de niños vestidos de vasquicos, otros de navarricos, uno de ecuatoriano y otro de peruano. Los dos niños ecuatorianos y peruanos montaron un pollo que no veas ya que ellos querían ir vestidos como los otros. Las maestras expertas en multiculturalidad no daban credito al reproche. No entendían que un niño no es un embajador de su pais, que para ellos su pais es España, que no entienden que no sean españoles porque los papeles lo dicen y que ellos lo que querían ponerse es la boina y el pañuelo rojo, como los demas.

    Bueno que me enrollo demasiado

    Un saludo

    Javier Huarte

    Like

  5. JMA says:

    Sra.Tejeda, en principio de acuerdo con Ud. en lo fundamental. Mi reflexión va encaminada en lo siguiente: los astrónomos acaban de descubrir un planeta análogo a la Tierra, es decir, q sobre el papel podría albegar vida (hipótesis) ya por su tamaño, abundancia de agua y temperatura. Si damos por valido este descubrimiento (Gliese 581 g es el nombre de este planeta, a “solo” 20 años luz), bien es sabido que los científicos no esperaban encontrar un planeta similar a la Tierra tan pronto (se han descubierto hasta ahora unos 400 planetas exoplanetas pero todos ellos incompatibles con la vida en la Tierra).
    Con este descubrimiento tan sorprendente, lo más probable es que haya en efecto, billones de planetas similares al nuestro en el Universo con lo que ello significa: que exista vida en una pequeña porción de ellos ( que serían millones y millones) y lo que es más inquietante, vida inteligente.
    Bien, las civilizaciones con tecnología superior tiende a eliminar o a domesticar a las inferiores como se ha demostrado a lo largo de la historia de la humanidad (El hombre a domesticado a animales, ha extinguido a especies como los Neandertales, a expoliado a otras culturas o industrias y ha devastado la naturaleza) ¿qué ocurrirá si contactáramos con una Civilización Extraterrestre, ahora que parece probable con el actual desarrollo de las astrofísica?. ¿Nos volveríamos la especie humana más “nacionalista” terrícola en esa “santísima identidad imperecedera”? o ¿Sería mejor usar la técnica evasiva (no interferir) en un posible contacto?
    En la ONU, estos días, han estado debatiendo acerca de quién debería de ser el representante para el espacio exterior ante un futuro contacto extrasolar. ¿Será que la ciencia una al hombre en una sola raza, una sola civilización, una sola cultura? Ante una “amenaza” del espacio sideral, ¿Cuál será la respuesta del Hombre? El “nacionalismo” o el intergalacticismo.
    Estaré encantado que, por este mismo medio, me responda si ha lugar a ello.

    Like

    • Querido Sr. JMA:
      está claro que todos los nacionalismos son un pretexto para “unirse contra un enemigo exterior” y camuflar todos los problemas (económicos, sociales, políticos) que tiene un país o territorio. Éste es el caso del actual Israel, que con su “lucha contra el terrorismo” hace olvidar (a algunos, no a todos) las pésimas condiciones en las que se encuentra Israel. Esta opinión es expresada por israelíes que conozco, que viven el problema desde dentro. Seguramente, ante una “amenaza” del espacio sideral, como tú dices, la mayoría de la gente se “uniría contra el enemigo exterior”. Habría unos pocos que estarían entusiasmados y emocionados con el descubrimiento de otros seres “inteligentes” (lo de “inteligentes” es muy discutible). Me pregunto cuántos entonces seguirían con las banderas y los discursos nacionalistas…
      Besos,
      Antonia

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s