Wonder Wheel

Wonder Wheel (2017) Dir. Woody Allen

wonder-wheel-1wonder-wheel-2wonder-wheel-3wonder-wheel-20wonder-wheel-28wonder-wheel-14wonder-wheel-22wonder-wheel-23wonder-wheel-4wonder-wheel-11wonder-wheel-9wonder-wheel-12wonder-wheel-6wonder-wheel-25wonder-wheel-24wonder-wheel-26wonder-wheel-100WA16_D15_0134.ARW

Ginny (Kate Winslet): “When it comes to love we all turn out to be our own worst enemy”

Woody Allen is such a genius! At age 82 he continues giving us art, art, and art. His films continue being brilliant, and making us think, feel, smile, and cry. And that’s something for which I will always be thankful to him.

Wonder Wheel is just another jewel of his. The music is beautiful and nostalgic, and the cinematography (Vittorio Storaro: the 3 Oscar-winner cinematographer of Apocalypse Now, Reds, and The Last Emperor –who previously worked with Woody Allen in Café Society) is absolutely brilliant: super long shots, 50-ish colors, big close ups, and a very special light. The story of the film and the feelings of the characters are really well written, and Kate Winslet’s and Jim Belushi’s performances are absolutely amazing. With a taste of Radio Days, A Streetcar Named Desire, and Match Point, Wonder Wheel appears like a jewel in the middle of this cinema age of superhero millionaire productions full of espectacular special effects but empty.

Wonder Wheel is a drama. Nevertheless, there is also a bit of humor inside the catastrophe (that refine humor that Woody Allen knows to tell so well): the son, the fires, the post-session with the psychiatrist…

I was very surprised that neither Kate Winslet nor Jim Belushi got a Golden Globe nomination for their stunning performances, and that Vittorio Storaro and Woody Allen hardly got any nomination. Oh, well, all these awards are really stupid… Let’s see if the Oscars will be more fair, although I really doubt it…

Go see Wonder Wheel today and enjoy this cute masterpiece!

The best: Woody’s writing, the cinematography, the music, Kate Winslet’s and Jim Belushi’s stunning performances, the Caroline and Ginny blue light scene, and the phone call scene.

The worst: nothing.

10/10

dalit-antonia-joker-2016 Antonia Tejeda Barros, Madrid, December 24, 2017

More about cinema in Pasión cinéfila obsesivo-compulsiva

Advertisements
Posted in Art, Cinema | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

Die Fälscher

Published on Pasión cinéfila obsesivo-compulsiva on October 11, 2017

die-falscher-1die-falscher-33die-falscher-15die-falscher-22die-falscher-30die-falscher-10die-falscher-19die-falscher-101die-falscher-23falscherdie-falscher-5die-falscher-14die-falscher-9Die Fälscherdie-falscher-105die-falscher-26die-falscher-17die-falscher-7die-falscher-24die-falscher-18die-falscher-20die-falscher-3die-falscher-12die-falscher-102die-falscher-4die-falscher-6die-falscher-31Die Fälscherdie-falscher-100

Atze (Veit Stübner): “Warum ist Gott nicht in Auschwitz? Der kam nicht durch die Selektion!

Die Fälscher is one of my favorite movies about the Holocaust. It’s an Austrian film where the Nazi pigs bark in German (not English) and the victims speak, cry and pray in German, Russian, and Hebrew (not English). I can’t stand the Holocaust movies where the Nazis speak English with a German accent, no matter how good the movie is. That goes for Schindler’s List and many others (the only exception is probably The Pianist, an excellent film that if it were in Polish and German would be a real masterpiece).

In Die Fälscher one can really breath the brutality of the small Nazi concentration camps (there are no extermination camps shown here). Viktor Frankl wrote that in the ordinary small concentration camps most of the extermination took place. In Die Fälscher we see a Nazi pig kicking to death a prisoner in Buchenwald and we see how little life was worth in Sachsenhausen (you could be shot any time and for no reason). The elegant and cultivated German Nazis could kill and torture as much as they felt like.

The film focuses on the biggest con operation of the entire history: Operation Bernhard. Operation Bernhard managed to counterfeit more than 134 million British pounds and some American dollars. Created in 1942 by the Nazi Germans and developed in Sachsenhausen’s Blocks 18 and 19 by 142 Jewish prisoners who were forced to forge millions, Operation Bernhard could have given a dramatic turn to the war. The Nazis counterfeited not only British pounds and American dollars, but also many passports, identity cards, birth and marriage certificates, other official documents, and stamps. The Nazis were not only cruel and monstrous (we know that they loved to gas men, women, and children, and that they enjoyed massacring people and burning babies alive), but they were also great thieves (they stole many Aryan-looking Polish children –after having killed their parents, of course–) and they were also the greatest common criminals: they organized the biggest con operation of all times (but, luckily, too late). The Nazi Germans possessed all of the disgusting and lowest attributes that a human can have: racism, violence, cruelty, and dishonesty. And all that beautiful pack came from one of the most cultivated countries of the entire world. The Germans, with their amazing philosophy, their amazing poetry, their amazing music and their amazing art produced the most horrific monstrosity of human history: the Holocaust.

Die Fälscher is loosely based on the memoirs of Adolf Burger, originally written in Czech (Komando padělatelů) and first published in 1983. The translation into English was published only 26 years later (in 2009) under the title The Devil’s Workshop: A Memoir of the Nazi Counterfeiting Operation(I didn’t read the book, but I just ordered it). Burger was a Jewish Slovak typographer and Holocaust survivor born in 1917. He was deported to Auschwitz-Birkenau together with his wife when he was 25 years old, in 1942. At that time he was making fake baptism certificates to save Jews. In Auschwitz-Birkenau he was tattooed with the number 64401. His wife perished in Auschwitz that year. He survived 18 months in Auschwitz-Birkenau and was then transferred to Sachsenhausen (April 1944) to work in Operation Bernhard. In 1945 he was transferred to the Ebensee concentration camp (a camp within the Mauthausen network) until its liberation by the US Army on May 6, 1945 (that isn’t shown in the movie). Burger died 10 months ago in Prague, age 99 (yes, 99!), in December 2016. 

The casting of the film is superb. Karl Markovics (who portrays Sorowitsch, a character based on the real Salomon Smolianoff, an Ukrainian Jewish professional counterfeiter who died in Brazil at age 76) gives an outstanding performance. I really love this actor. He’s amazing. August Diehl (the famous SS whom Fassbender blew his balls off in Inglourious Basterds) plays the real Burger. He appears super thin and his performance is stunning. Sebastian Urzendowsky plays Kolya, a young Russian painter also involved in Operation Bernhard. His performance is breathtaking (Urzendowsky gave an impressive performance too in the German film Berlin’36). Devid Striesow plays the Nazi Herzog, to my taste a too nice and soft character. Herzog is based on the real Bernhard Krüger, a murderous SS who led Operation Bernhard (the operation was named after him). As the vast majority of German and Austrian murderers, Krüger got off scot-free (after a brief period of detention) and died peacefully in Germany at age 84. Charlie Chaplin’s granddaughter (Dolores Chaplin) makes a small appearance in the film.

The tango music of the film (written by Marius Ruhland) is truly amazing. The details of the film are really painful and really well made: the apple, the bloody hands, the second hand clothing, the touching of the clean bed sheets, the reaction of Kolya at the beginning of the shower, the huge humiliation in the toilet, the walking-corps after the liberation of Sachsenhausen…

I am currently working on my Phd in Philosophy. My thesis is about Sartre and Viktor Frankl and their different existential approaches to religion, and about the death of God after Auschwitz. In Die Fälscher I have found one of the best explanations to the absence of God while millions of innocent men, women, and children were being massacred. It is a cruel joke that one of the inmates tells laughing to the other inmates. He says: “Why isn’t God in Auschwitz? Because he did not pass the selection” [Warum ist Gott nicht in Auschwitz? Der kam nicht durch die Selektion!“].

Around 134 million counterfeit British pounds were produced at Sachsenhausen. In 1945 Operation Bernhard moved to Mauthausen. In 1959 some of the boxes with counterfeit British pounds were discovered at the bottom of Lake Toplitz (in the Austrian Alps), and in 2000 the same company who discovered the Titanic pull out from the lake many boxes with counterfeit British pounds and some counterfeit American dollars.

Die Fälscher won the Oscar for Best Foreign Language (Austria). After it won the Oscar, Burger said that he felt happy because now more people would see the movie and will know that the Nazis were not just murderers but also common criminals.

The worst: some small factual errors.

The best: everything else.

Some articles and news about Operation Bernhard:

Shifting from Wartime to Peacetime Intelligence Operations (The CIA Library)

Counterf-Hitler: Examples from the £134million in dodgy bank notes Adolf hoped would ruin the British economy expected to fetch £2,000 at auction

Nazi fake banknote ‘part of plan to ruin British economy’

Los Angeles Times: Adolf Burger, World War II prisoner forced by Nazis to forge millions in fake money, dies at 99

The New York Times: Adolf Burger, Forced by the Nazis to Counterfeit Cash, Dies at 99

 

DALIT-ANTONIA-JOKER-2016 Antonia Tejeda Barros, Madrid, October 11, 2017

Posted in Art, Cinema, History, Philosophy | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Los onces de septiembre

HCH-6-bombardeo-moneda-211-septiembre-10espana-cataluna

Cada septiembre conmemoramos, desgraciadamente, tres onces de septiembre: el chileno (1973), el norteamericano (2001) y el catalán (1714).

El 11 de septiembre chileno apenas se recuerda hoy en el mundo. Han pasado 44 años desde el golpe y empieza a resultar aburrido recordar a las víctimas. El 11 de septiembre norteamericano, muy espectacular en su día, empieza a estar pasado de moda. Y el 11 de septiembre catalán es, por desgracia, el gran protagonista a día de hoy.

El golpe del 11 de septiembre de 1973, tras el bombardeo de La Moneda y la muerte de Allende, bañó a Chile de miedo y trajo una dictadura que duró 17 largos años que castigó a muchos chilenos con la tortura, la muerte, la incertidumbre y el exilio.

Las cifras oficiales de las víctimas de la dictadura chilena son a día de hoy 40.018 torturados (entre ellos niños y adolescentes), 3.065 muertos y desaparecidos (entre ellos nueve mujeres embarazadas y 307 bebés, niños y adolescentes) y 200.000 exiliados. Mi abuela Marina fue una de esos 40.018 torturados y mis padres fueron dos de los 200.000 exiliados. Las cifras no oficiales de otros torturados que nunca testimoniaron o que murieron antes de la creación de la primera comisión que investigó los crímenes de la dictadura (la Comisión Rettig) se quedaron en algún rincón de los 12 campos de concentración chilenos o en las celdas de uno de los 217 centros de detención y tortura. Mi abuela Marina estuvo cuatro meses detenida. Pasó por Londres 38, el Estadio Chile, Cuatro Álamos y Tres Álamos. Nunca quiso hablar abiertamente de las torturas que sufrió, pero el verdugo Romo comentó una vez que en Londres 38 las mujeres estaban todo el día desnudas y que iban pasando por la parrilla eléctrica cuando a los milicos se les antojaba. A mi abuela la sacó de allí finalmente su tío segundo, el cardenal Silva Henríquez (arzobispo de Santiago y una persona muy respetada por los milicos). Las torturas de la dictadura pinochetista fueron espeluznantes. Los testimonios se encuentran en el Informe de la Comisión Valech (pp. 224–259), pero, ojo, los relatos son espantosos. Y como leer sobre tortura es incómodo y corta la digestión, me imagino que el Informe de la Comisión Valech habrá sido leído por muy pocos.

Hoy muchos chilenos consideran el 11 de septiembre una fecha incómoda, de la que prefieren no hablar. “¿Para qué seguir marcando las diferencias?”, dicen muchos en las redes. “¿Para qué recordar lo que pasó hace tanto tiempo?” “Olvidemos el pasado, no sigamos con el mismo tema”. Yo les desafío a decirles eso a las madres que perdieron a sus hijos y sus hijas, a los viudos y a las viudas, a los huérfanos y a las huérfanas, a las niñas violadas, a los hombres y mujeres humillados y mutilados.

Un capítulo olvidado de la dictadura chilena es la de los hijos a los que nos tocó nacer en otro país. Personas, como yo, que tienen varias nacionalidades, que son de todos lados y de ninguno. Niños que ya no son niños que no pudieron crecer con sus abuelos ni con la cordillera ni el manjar, y que, tras el exilio de sus padres, fueron esparcidos por todo el planeta.

El capítulo que más impotencia da es el de la impunidad de los torturadores y asesinos. Al igual que en el Holocausto, la inmensa mayoría de verdugos tuvo después una vida tranquilita y feliz. Salvo unos pocos, no fueron juzgados o fueron absueltos, no se arrepintieron de sus crímenes, siguieron yendo a misa y murieron en sus casitas con la conciencia tranquila.

***

Yo estaba en La Haya cuando se produjeron los atentados del nine / eleven. Las imágenes de los aviones estrellándose contra las Twin Towers parecen ser sacadas de una película de Hollywood. Mi profesora de flauta, Dorothea, fue la que me contó que Stockhausen había dicho que los ataques habían sido una obra de arte (“the greatest work of art that ever existed“), cita que fulminó en segundos el prestigio de Stockhausen. Dorothea, que era alemana, me dijo: “You know, Antonia, one cannot say those things, especially if one is German“.

Las víctimas mortales del 9/11 fueron 2.996: 265 hombres, mujeres y niños a bordo de los cuatro aviones (incluyendo a los 19 terroristas de al-Qaeda), 2.606 hombres y mujeres del World Trade Center y alrededores, y 125 personas del edificio del Pentágono. Hubo más de 6.000 heridos.

A las 8.46 h se estrelló el primer avión (secuestrado por cinco terroristas de al-Qaeda, que venía de Boston, Massachusetts, en dirección a L.A.) en la Torre Norte del World Trade Center. Diecisiete minutos después, a las 9.03 h, otro avión (secuestrado también por cinco terroristas de al-Qaeda y que también venía de Boston en dirección a L.A) se estrelló contra la Torre Sur del World Trade Center. Treinta y cuatro minutos después, a las 9.37 h, otro avión (de nuevo secuestrado por cinco terroristas de al-Qaeda, que venía de Dulles, Virginia, en dirección a L.A.) se estrelló contra el Pentágono. A las 9.59 h se produjo el impresionante colapso de la Torre Sur, después de haber ardido durante 56 minutos. Cuatro minutos después del colapso, a las 10.03 h, otro avión que supuestamente se dirigía al Capitol en Washington D.C. (secuestrado por cuatro terroristas de al-Qaeda, que venía de New Jersey en dirección a San Francisco), se estrelló en el sureste de Pittsburgh. Antes de que se estrellaran los aviones, algunos pasajeros fueron apuñalados por los terroristas. El impresionante colapso de la Torre Norte se produjo a las 10.28 h, después de que la torre hubiera ardido durante 102 minutos. Bush encontró así una maravillosa justificación para continuar su lucha contra el terrorismo. Su slogan, War on Terror, calmó a muchos americanos y preocupó al resto del mundo. En el Conservatorio de La Haya se hizo un homenaje a las víctimas de los atentados.

***

El otro 11 de septiembre es la Diada de Cataluña/Catalunya, que conmemora la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión Española (1714). La Diada se ha convertido en símbolo de esperanza para los independentistas y de vergüenza para los catalanes que detestamos los separatismos y los nacionalismos. Ayer, en Barcelona, salieron a la calle un millón de independentistas según la Guardia Urbana (medio millón según El País), con sus camisetas amarillas, sus estelas y sus señeras. Lo que no se dice es que hubo 6,5 millones de catalanes que no salieron a la calle enrollados en sus banderas. Muchos de esos que no salen son los que se llaman hoy los otros, los cuales afirman ser bilingües sin complejos. Los otros se definen como tranquilos, tolerantes, pacíficos, discretos y amigos de sus amigos. No ponen banderas en sus balcones, y aman la paz y la libertad. Los otros hacen zapping sin problemas y aseguran que no recuerdan si la película de ayer la vieron en catalán o en castellano.

Yo nací en Barcelona en el 75. Mis padres son chilenos. Tengo una parte española, otra catalana y otra chilena, y no siento ninguna contradicción entre mis tres pequeñas identidades. He conocido a catalanes que me han dicho que su mayor desgracia es tener un pasaporte español. Yo tengo dos pasaportes, el español y el chileno, y nunca pelearía por conseguir un pasaporte catalán, sino uno planetario. Hablo y escribo cuatro idiomas (español, catalán, inglés y francés) y sé un poquito de hebreo y de alemán. Si me hablan en español, contesto en español; si me hablan en catalán, contesto en catalán; si me hablan en inglés, contesto en inglés; y si me hablan en francés, contesto en francés. Al independentista catalán le encanta encerrarse y habla por lo general pocos idiomas. Si le hablan en inglés chapurreará algunas palabras en inglés, pero si le hablan español, contestará en catalán. A mi madre, que vive en un pueblito cerca de Barcelona desde hace 42 años y que nunca ha perdido su precioso acento chileno, muchos catalanes le hablan en catalán. Ella contesta en castellano y ellos siguen en catalán. Eso no es independentismo: eso es pura mala educación.

Se suele decir que lo peor de Barcelona son los catalanes. Bueno, no todos. No existen los catalanes, sino catalanes cerrados que se miran el ombligo y catalanes abiertos al mundo. Yo tengo buenos amigos catalanes. Y Barcelona es preciosa, pero el nacionalismo ha destrozado la ciudad. El nacionalismo ha hecho que se convierta en un pueblito minúsculo, donde el cerebro cerrado estrangula la riqueza de culturas y se empeña en dividir. Barcelona se ha vuelto provinciana, fea, agresiva. Tiene un cosmopolitismo falso, de fachada; un cosmopolitismo que existe sólo de cara al turista.

Las banderas y los himnos que se oyeron ayer en las calles de Barcelona tienen un leve olor fascista. Yo odio los nacionalismos y las banderas. La única bandera que me gusta es la bandera del arco iris. Y no soy gay. Jamás pondría en mi balcón una bandera española aquí en Madrid y jamás pondría en mi balcón una señera en Barcelona.

Nietzsche ya nos alertó contra los nacionalismos. Los nacionalismos son para el rebaño. Los pequeños Estados, la pequeña política, la mente pequeña son propios del nacionalismo, afirma Nietzsche en Ecce homo. ¿Es que acaso Cataluña/Catalunya está oprimida? El discurso independentista tenía una coherencia cuando había opresión. La dictadura franquista castigó dura y cruelmente a Cataluña/Catalunya y al País Vasco/Euskadi, privándoles de sus identidades, sus libertades y sus idiomas, es verdad, pero hoy el panorama ha cambiado radicalmente y en Cataluña/Catalunya se habla más catalán que castellano. El vendido bilingüismo deja mucho que desear, puesto que hay muchos niños en las provincias de Tarragona, Lérida/Lleida y Gerona/Girona que sencillamente no saben hablar castellano o que lo hablan de pena.

Hay espacio y lugar para todos. En Barcelona, en Madrid, en Catalunya con “ny” y en Cataluña con “ñ”, en España, en Europa, en el planeta Tierra, en el Sistema Solar, en la Vía Láctea y en el Universo. ¿Por qué no abrazar la riqueza de culturas, el plurilingüismo y la convivencia en lugar de promover el separatismo, la división y más fronteras?

El 11 de septiembre viene a ser una fecha fatídica: Chile, la dictadura, el terror y las víctimas; EEUU, los atentados y la supuesta guerra contra el terrorismo; y Cataluña/Catalunya, la divergencia y la división. Tres onces de septiembre para recordar y reflexionar.

(Fotos: bombardeo de La Moneda, las Twin Towers en llamas y las tres posibles relaciones entre España y Cataluña según Eneko)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Antonia Tejeda Barros, Madrid, 12 de septiembre de 2017

Posted in History, Philosophy, Thoughts | Tagged , , , , , , , , , , | 2 Comments

Los universos de Epicuro (versión menos académica y menos rollazo)

Publicado en Humano, creativamente humano el 2 de junio de 2017

epicurus-100

(Busto de Epicuro. Copia romana de un original griego, s. II aC)

Cuenta Diógenes Laercio en Vidas de los filósofos ilustres (donde dedica a Epicuro la totalidad del Libro X) que Epicuro (341 aC–270 aC) se crió en Samos y a los 18 años se mudó a Atenas. Vivió durante 10 años en Colofón, donde fue alumno de Nausífanes (quien le introdujo en el atomismo de Demócrito). A los 30 años fundó una escuela en Mitilene y a los 35 se mudó de nuevo a Atenas, donde fundó su famoso Jardín (en el que muchos discípulos se reunían y charlaban). Epicuro fue el primero en admitir mujeres y esclavos en su Jardín. Entre las mujeres se encontraba Temista, a la que le escribió varias cartas (hoy perdidas) y entre los esclavos, Mys, al que dejó en libertad en su testamento. La escuela de Epicuro nació como una respuesta a la Academia platónica, el Liceo aristotélico y la Stoá de los estoicos.

Epicuro escribió unas 300 obras (rollos de papiro), pero desgraciadamente sólo se ha conservado una parte minúscula de su obra. Sus tres cartas (las cuales Diógenes Laercio cita íntegramente en el Libro X) son su mayor tesoro: la Carta a Heródoto, la Carta a Pítocles (que tal vez no fue escrita por Epicuro, sino por uno o varios discípulos suyos) y la Carta a Meneceo. Dice Diógenes Laercio que estas tres cartas reúnen toda su filosofía. En la Carta a Heródoto Epicuro habla de los fenómenos físicos, en la Carta a Pítocles, de los fenómenos meteorológicos y en la famosa Carta a Meneceo habla de la vida y la muerte. También se conservan sus Máximas capitales (40 aforismos incluidos también en el libro de Diógenes Laercio), las Sentencias Vaticanas (Gnomologium Vaticanum) –81 aforismos descubiertos en 1888 en un manuscrito del siglo XIV– y algunos fragmentos.

Algunos de los títulos más fascinantes de sus obras perdidas son Acerca de la naturaleza (nada menos que 37 libros, de los cuales se conservan tan sólo unos poquísimos fragmentos), Acerca de los átomos y el vacíoAcerca de los dioses, Sobre el amorSobre los modos de vida (4 libros) y Sobre la música. 

Epicuro tuvo una relación muy noble con sus amigos y seguidores, pero muy dura con otros filósofos, en especial con sus maestros y con los estoicos. Nunca admitió la influencia de Leucipo y Demócrito, y se burló de Nausífanes. Según Russell, Epicuro pecó de dogmatismo dictatorial, puesto que sus seguidores tenían que aprender sus doctrinas al pie de la letra y no podían moldearlas. Su seguidor más brillante fue el romano Lucrecio (nacido más de 170 años después de la muerte de Epicuro), autor del famoso De rerum natura.

El hombre virtuoso desea el placer y evita el dolor. Para Epicuro la amistad es el placer más elevado. Epicuro fue el rey de los hedonistas, aunque a menudo su hedonismo ha sido malinterpretado como superficial y egoísta.

En el atomismo de Epicuro se encuentran las bases de su visión de la vida, la muerte, el alma, los dioses y el cosmos. Su filosofía perseguía la tranquilidad, la paz, la armonía y la felicidad, y trataba de ahuyentar los terrores de la muerte, la superstición y los dioses; para ello, el conocimiento de la naturaleza y el universo era primordial.

La metafísica de Epicuro es materialista; la epistomelogía, empírica; y su ética, hedonista.

El atomismo de Epicuro

Los fundadores del atomismo fueron Leucipo (quien vivió en el siglo V aC y del cual se sabe muy poco) y Demócrito (c. 460 aC–c. 370 aC).

Epicuro reinterpretó el atomismo de Demócrito, quien a su vez se basó en el de Leucipo. Leucipo había dicho que el todo se compone de lleno y de vacío. Leucipo habla de varios kosmoi, mundos o universos, idea crucial que recogerá Demócrito y, luego, Epicuro, y afirma que los cosmos nacen cuando los cuerpos caen en el vacío y se entremezclan con otros cuerpos. Leucipo habla –al igual que lo hará más tarde Epicuro– de los períodos de nacimiento, expansión, enflaquecimiento y destrucción del mundo o de los mundos. Esta idea será recogida por Demócrito, quien escribirá que los mundos son infinitos, engendrados y perecederos. Los mundos nacen y mueren continuamente (dependiendo del movimiento y las uniones de los átomos), y son infinitos en número, puesto que los átomos son también infinitos.

Epicuro afirma que nada nace de la nada y que el todo siempre ha sido igual. Las cosas no son engendradas por los dioses. La naturaleza cambia, pero los átomos permanecen eternos y nunca se destruyen. Todo lo que existe está compuesto de átomos que se mueven continuamente en el vacío. Los átomos son los elementos originales de los cuerpos y los elementos fundamentales de la naturaleza.

Demócrito había afirmado que los átomos eran infinitos, inalterables, insensibles y de infinitos tamaños, y que el sol, la luna, el alma y la inteligencia estaban compuestos por átomos ligeros y redondos. Epicuro afirma que los átomos son indivisibles e inmutables, indestructibles y eternos.

El nombre átomo viene del griego atomos (ἄτομον) que significa indivisible. Hoy sabemos que el átomo es divisible: se compone de un núcleo formado por protones (de carga eléctrica positiva) y neutrones (eléctricamente neutros) –salvo en el caso del átomo del hidrógeno-1, que no tiene neutrones­– y de una nube de electrones (de carga eléctrica negativa). Yo sé muy poquito de ciencia, pero he estado leyendo un poquillo sobre el átomo.

Epicuro otorga a los átomos velocidad, y afirma que los átomos se desplazan a una velocidad constante cuando no encuentran obstáculos. Los átomos se mueven continua y eternamente por el vacío, cayendo hacia abajo con un movimiento paralelo y rectilíneo, como una lluvia. ¿Y cuál es la velocidad de los átomos? La velocidad del pensamiento, dice Epicuro. Lucrecio introducirá en De rerum natura el clinamen, un cambio en el movimiento de los átomos, una desviación que da paso a la libertad.

No sólo los átomos libres se desplazan en el vacío infinito, sino que los átomos retenidos en los cuerpos formados por átomos también se mueven eternamente, ya que vibran sin cesar. Los átomos, pues, están siempre en movimiento en el espacio infinito. Se mueven y chocan entre ellos. Dependiendo de cómo se junten los átomos y de la cantidad de átomos, se crea un cuerpo u otro.

No se sabe si Leucipo y Demócrito dotaron a los átomos de peso; probablemente, no. En Epicuro, los átomos sí que pesan. Russell, en su interesante y amena History of Western Philosophy, describe el movimiento de los átomos en el atomismo de Epicuro: los átomos pesan y normalmente caen, pero también se desvían y van hacia arriba, donde chocan con otros átomos. Los átomos poseen diferentes figuras, tamaños, pesos y colores.

Uno de los aspectos más interesantes del atomismo es que el atomismo negaba que el universo fuera una creación divina y que tuviera una finalidad:

“… in the atomist’s conception of the universe, there was no room for design, purpose, or divine agency. All that existed were material atoms moving randomly in a void. This does not mean that the atomists denied the existence of the gods, but they did deny that the gods had anything to do with natural processes“. Kragh, Conceptions of Cosmos, p. 17

El atomismo de Epicuro, que defiende que el todo se compone de átomos y vacío unidos aleatoriamente, implica que la creación divina no existe. Todo ocurre por casualidad, y no como resultado de la creación de un ser divino o inteligente.

Los dioses, según Epicuro, existen, y son seres inmortales y felices, pero no han creado el universo ni interfieren en absoluto con los hombres, sus destinos, sus vidas y sus muertes. No existe, pues, ni creación ni influencia divinas. Los dioses epicúreos no están en absoluto preocupados por el destino de los hombres; así pues, no hay que tenerles miedo. Lucrecio también describirá a los dioses como seres lejanos a los hombres y afirmará que los dioses deben gozar de sus vidas inmortales en paz, alejados de los asuntos de los hombres.

La filosofía de Epicuro deviene así una filosofía del placer y de la libertad: el hombre tiene que aprender a vivir, no a morir, puesto que la muerte, realmente, no es nada para nosotros. El bien y el mal residen en la sensación, y la muerte es la privación del sentir. El terror que produce la muerte es fruto de la superstición, de la falsa creencia de que los dioses se ocuparán de juzgarnos cuando muramos. Pero ¡cómo nos iba alguien a juzgar, si después de la muerte ya no existimos! Epicuro sostiene que el alma es mortal y muere con nuestro cuerpo.

Epicuro describe el alma como un cuerpo formado por átomos finísimos y redondos, que se encuentra por todo nuestro cuerpo. Y ¿cómo es el alma? El alma es muy semejante al aire y en cierto modo al calor (Lucrecio escribirá que el alma se compone de átomos de fuego, aire, aliento y una cuarta substancia, la más fina y delgada, que es el alma del alma). El alma es corpórea, porque, salvo el vacío, lo incorpóreo no existe, sostiene Epicuro. Una parte del alma es irracional y se halla por todo el cuerpo, y la otra es racional y se halla en el pecho, como podemos apreciar cuando sentimos alegría o tristeza. El alma, al igual que el cuerpo, siente y vive mientras el cuerpo vive. Cuando el cuerpo muere, el alma se dispersa, pierde la sensibilidad y muere también. No hay, pues, vida después de la muerte, puesto que el cuerpo y el alma están unidos, y cuando el cuerpo muere, muere también el alma.

Saber que somos mortales debe reconfortarnos y no angustiarnos. Hay que abandonar el ansia de inmortalidad y vivir una vida plena, tranquila y feliz. .

Las famosas palabras de Epicuro sobre la muerte en la Carta a Meneceo apaciguan el terror de los ateos (angustiados tal vez por la desaparición del propio yo) y de los creyentes (aterrados tal vez por los futuros castigos divinos). Según el genial Epicuro, no hay que temerle a la muerte, puesto que el hombre y la muerte nunca se encuentran:

“Nada hay … temible en el vivir para quien ha comprendido … que nada temible hay en el no vivir … es necio quien dice que teme a la muerte no porque le angustiará presentarse sin porque le angustia esperarla. Pues lo que al presentarse no causa perturbación vanamente afligirá mientras se aguarda. Así que el más espantoso de los males, la muerte, nada es para nosotros, puesto que mientras nosotros somos, la muerte no está presente, y, cuando la muerte se presenta, entonces no existimos. Conque ni afecta a los vivos ni a los muertos, porque para éstos no existe y los otros no existen ya”. Epicuro, Carta a Meneceo, en Diógenes Laercio, Vidas de los filósofos ilustres, Libro X, § 125, p. 561

El conocimiento de la física y de la filosofía tienen como objetivo ahuyentar los terrores del hombre de la muerte y los dioses. Russell afirma que Epicuro sólo se interesa en la ciencia para calmar los miedos y luchar contra las falsas creencias religiosas y las supersticiones. La física es simplemente un remedio para la angustia.

Ferry, en su interesante libro sobre epicúreos y estoicos (Épicuriens et stoïciens), sostiene que toda la filosofía epicúrea se inspira en el atomismo de Demócrito. Según Salem (Les Atomismes de l’Antiquité), aunque el atomismo de Epicuro se base en el de Demócrito, fue Epicuro y no Demócrito quien pasó a ser el gran representante del materialismo (y el mayor enemigo del cristianismo). Leucipo, Demócrito, Epicuro y Lucrecio son los grandes materialistas.

Universos contingentes, engendrados y perecederos

El universo de Epicuro es un universo contingente y aleatorio. La visión epicúrea de la libertad (el hombre es dueño de su destino y su mundo es un mundo donde el hombre actúa libremente) es una consecuencia de la visión epicúrea del universo. Con su ideal de contingencia, Epicuro supera el determinismo de Demócrito, para quien todo ocurría por necesidad. Demócrito había escrito que la causa de la generación de todas las cosas era un torbellino encargado de arrastrar a los átomos y formar los diferentes cuerpos y mundos. Epicuro copia la idea de Demócrito y afirma que los diferentes mundos se generan a partir de un torbellino. La gran diferencia respecto a Demócrito es que para Epicuro el mundo existe y es por pura casualidad. Para Platón y Aristóteles, en cambio, el universo era racional, necesario y bueno (Platón había escrito en Timeo que nuestro mundo es el mayor, el mejor, el más bello y el más perfecto; y Aristóteles había afirmado en Acerca del cielo que la naturaleza siempre realiza la mejor de las posibilidades). El mundo de Platón y Aristóteles es un mundo teleológico; el mundo de Epicuro es contingente.

Uno de los aspectos más interesantes de la cosmología de Epicuro es que Epicuro no habla tan sólo de un universo, sino de varios universos.

El kosmos de Aristóteles se reducía a un compendio de 55 (ó 47) esferas homocéntricas: la Tierra se situaba en el centro e iba seguida de la luna, el sol, los cinco planetas entonces conocidos (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno –Urano será descubierto sólo en 1781) y, finalmente, la famosa esfera de las estrellas fijas. Esta construcción formaba el kosmos, es decir, el mundo y el universo.

Al contrario de Parménides, Empédocles, Platón, Aristóteles y los estoicos, que afirmaban que sólo existía un kosmos, Epicuro defiende la existencia de varios kosmoi (para los griegos, kosmos –κόσμος– significaba a la vez mundo y universo). Según Epicuro, nada se opone a la existencia de varios mundos. Estos mundos, incluido el nuestro, nacen, envejecen y mueren. Esta idea de degeneración y disolución de los mundos o universos era impensable para los filósofos que defendían que el mundo o universo era una creación divina, como Platón. Los pitagóricos, al igual que Epicuro, también creían en la pluralidad de mundos o universos.

Epicuro afirma que los mundos han nacido del infinito. ¿Qué significa este infinito? Este infinito significa probablemente la infinidad de átomos. Los mundos son infinitos en número y son perecederos. Los átomos son infinitos en número y se mueven eternamente a través del vacío, creando continuamente diferentes mundos o universos. Puesto que los átomos son infinitos y viajan muy lejos y se mueven en un espacio infinito, los mundos deben ser también infinitos. Lucrecio hablará de la pluralidad de mundos en un universo infinito (los átomos irían formando todos los cuerpos de este mundo y de otros mundos) y habla de otras tierras, otras razas de hombres y otras especies de fieras.

Como apunta Rodis-Lewis en Épicure et son école, casi todos los filósofos antiguos pensaban que tan sólo podía existir un mundo, un universo, que era finito y acababa con la esfera de las estrellas fijas. Epicuro, en cambio, introduce una infinidad de mundos o kosmoi, y, además, les da diferentes formas (hay mundos esféricos, mundos ovoides y mundos de otras formas, afirma Epicuro).

En diciembre de 2011, la NASA descubrió el primer planeta en una zona habitable. El planeta se llama Kepler-22b y se halla a 600 años luz de la Tierra. Y el 17 de abril del 2014 la NASA anunció el descubrimiento de otro planeta, muy parecido a la Tierra, donde podría haber vida, el Kepler-186f, que se encuentra a 500 años luz de la Tierra.

La Steady-State Theory, el Big Bang y la String Theory

Aristóteles había afirmado que el universo no ha sido creado por un demiurgo como creía Platón, sino que siempre ha existido, es eterno e infinito. Los mundos y universos de Epicuro no son eternos, sino que nacen, envejecen, se desgastan y mueren. Los átomos sí que son inmutables y eternos, pero los mundos y universos que son creados por la unión aleatoria de los átomos cambian y son perecederos.

Una teoría fascinante que defendió la eternidad e inmutabilidad del universo, al contrario de Epicuro y su idea de mundos o universos engendrados y perecederos, fue la Steady-State Theory (SST), que compitió con la teoría del Big Bang de 1948 a 1965. La idea de la SST fue desarrollada en dos artículos: uno de Bondi y Gold (“The Steady-State Theory of the Expanding Universe“) y otro de Hoyle (“A New Model for the Expanding Universe“). La SST se basaba en el principio cosmológico perfecto, según el cual el universo sería homogéneo e isotrópico (uniforme en todas las direcciones) a través del espacio y el tiempo. Hoy la ciencia sostiene el principio cosmológico, que afirma que el universo es homogéneo e isotrópico en el espacio, pero no en el tiempo. La SST creía que a medida que el universo se expande se crea nueva materia y nueva energía. La SST defendía, al contrario de Epicuro, un universo eterno, sin principio ni fin. El modelo de Lemaître (desarrollado en L’Hypothèse de l’atome primitif, essai de cosmogonie, donde lanza su teoría de un universo en expansión y del átomo primitivo, que se conocerá más tarde como Big Bang) suponía que el universo era absurdamente joven, y la SST (con su creación de materia y energía y su constante densidad) resolvía este problema.

El modelo aceptado hoy por la ciencia es el Big Bang, que defiende, al igual que Epicuro (salvando enormemente el anacronismo), que el universo ha tenido un principio y también tendrá un final: el Big Crunch (nombre que siempre me ha hecho entre gracia y angustia, y que me recuerda, no sé por qué, a Cookie Monster). La teoría del Big Bang afirma que el tiempo y el espacio se crearon hace unos 13,8 miles de millones de años a partir de un punto extremadamente denso y caliente.

La string theory pretende conciliar la teoría de la relatividad general de Einstein con la mecánica cuántica. La string theory afirma la existencia de varias dimensiones (10, 11 ó 26, según el modelo) y apuesta (al igual que Epicuro, salvando enormemente el anacronismo) por un multiverso. El multiverso de la string theory es un multiverso de universos paralelos: un multiverso que Nolan nos mostró de una manera espectacular en Interstellar (una de las películas preferidas de mi hijo Itay).

Los últimos descubrimientos de las ondas gravitacionales realizados en marzo de 2014 por BICEP2 prueban la existencia de un posible multiverso. Moskowitz, en su conciso y claro artículo 5 Reasons We May Live in a Multiverse también apuesta por un multiverso. Este multiverso podría estar formado por universos infinitos, universos burbuja, universos paralelos, universos hijos o universos matemáticos. Algunos de estos universos podrían acercarse, salvando el anacronismo, a los universos epicúreos.

Los universos burbuja son una consecuencia de la teoría de la inflación cósmica. La inflación cósmica es la expansión del universo a una velocidad más rápida que la velocidad de la luz. La inflación cósmica respondería a la pregunta de por qué el universo aparece plano, homogéneo e isotrópico. Aunque en nuestro universo la inflación cósmica ya se haya producido, podrían existir otras regiones donde la inflación cósmica siguiera produciéndose, creando así nuevos universos apartados, como en una burbuja.

No se sabe a ciencia cierta qué forma tiene el espacio-tiempo, pero la ciencia apunta hoy que probablemente tiene forma plana, y que es infinito. Epicuro había escrito que, aunque haya una infinidad de átomos, las agrupaciones de átomos no son infinitas, sino incalculables. Los mundos, pues, serían también infinitos en número, pero no en variedad. Más de 2.300 años después de Epicuro, muchos científicos defienden que el número de posibilidades en las que las partículas pueden organizarse en el espacio y tiempo es finito, y no infinito.

Salvando enormemente el anacronismo, los infinitos kosmoi de Epicuro encajarían, de alguna manera, en el multiverso defendido hoy por gran parte de la comunidad científica.

Las múltiples explicaciones de los fenómenos celestes

Epicuro habla de los fenómenos celestes al final de la Carta a Heródoto y, extensamente, en la Carta a Pítocles. La Tierra estaría sostenida por el aire. Los astros son masas de fuego hechas de tierra y de piedra, y no son movidos por los dioses. Los solsticios, los eclipses, la salida y el ocaso de los astros nada tienen que ver con los dioses.

Epicuro afirma que el hombre que conoce los fenómenos celestes no tiene miedo. Conocer los fenómenos celestes hace que los temores a los dioses desaparezcan.

En la Carta a Pítocles, Epicuro habla de la cara de la luna, el eclipse de sol, el eclipse de luna, la diferencia en la duración de los días y las noches, las nubes, la lluvia, los truenos, los relámpagos, los ciclones, los terremotos, el granizo, la nieve, el rocío, el hielo, el arco iris, los cometas y el movimiento de los astros. Todas las explicaciones que se basen en la observación o que, simplemente, sean posibles, son válidas. Epicuro propone varias posibilidades y, por prudencia y humildad, no escoge entre ellas.

Conclusión

En el atomismo de Epicuro no hay orden ni lógica ni creación divina. El epicureísmo sería, pues, la antítesis de la tradición cosmológica de Parménides, Platón, Aristóteles y los estoicos. Sólo los pitagóricos (quienes también defendieron la pluralidad de kosmoi) compartirían, en materia cosmológica, algunos pequeños puntos con el epicureísmo.

Russell afirma que la influencia de Aristóteles fue un obstáculo para el progreso y aclara que cualquier filósofo de la Antigüedad que hubiera influido en el pensamiento durante 2.000 años habría sido nefasto para la humanidad, con la sola excepción, tal vez, de Demócrito. Russell admira en Demócrito el atomismo, que es uno de los pilares de la filosofía de Epicuro.

Hoy, salvando enormemente el anacronismo, la pluralidad de mundos de Epicuro podría equipararse a la pluralidad de universos defendida por una gran parte de la comunidad científica, y el todo infinito epicúreo podría tal vez equipararse, salvando, una vez más, el anacronismo, a la infinidad del espacio-tiempo. Esta comparación suena un tanto fantástica y puede parecer absurda; sin embargo, es difícil ignorar las similitudes.

La ciencia tiene hoy varias razones para creer en la existencia de un multiverso, una postura fascinante que explicaría varios fenómenos que se observan en el universo. El multiverso es la consecuencia de las principales teorías científicas de hoy en día (la inflación cósmica, la mecánica cuántica y la string theory). Epicuro, charlando en su Jardín, sin telescopios, sin BICEP2, defendió, hace más de 2.300 años, la existencia de infinitos mundos o universos.

Personalmente, creo que cualquier acercamiento a los misterios del universo es fascinante. Siempre y cuando las respuestas no sean discriminatorias ni prometan castigos eternos, cualquier teoría (aunque luego quede descalificada) hace avanzar al minúsculo ser humano en el conocimiento de la naturaleza y el universo.

Las teorías que defienden un multiverso, como había defendido ya Epicuro, son fascinantes. La respuesta al origen y fin del universo, a la creación del tiempo y de otros universos, ya sean infinitos, paralelos, burbujas, hijos o matemáticos es, a mi juicio, inalcanzable. La propuesta de la Steady-State theory, por ejemplo, puede resultar audaz, pero su originalidad no es menos escandalosa que la teoría del Big Bang o la string theory. Pensar que el tiempo no existía antes del Big Bang resulta incómodo y la respuesta a qué había antes del Big Bang también es problemática. La string theory, con sus múltiples dimensiones y sus universos paralelos, es también original y, a la vez, brillante y angustiante.

Personalmente, en cuestiones de tal magnitud, me acerco mucho más al escepticismo de Hume que a las teorías científicas o a la arrogancia de las religiones monoteístas (que creen poseer todas las respuestas). En este sentido, la posición de Epicuro de no decantarse por ninguna respuesta posible a los enigmas del universo y la naturaleza es humilde y honrada. Nuestro universo es un misterio y lo seguirá siendo, aunque Hawking opine lo contrario. Eso no quiere decir que la búsqueda de respuestas por parte de la ciencia y la filosofía no sea fascinante y necesaria.

Epicuro se adelantó a su tiempo y creó una cosmología basada en el atomismo, independiente de los dioses, con infinitos mundos o universos, imaginativa a veces, pero siempre coherente. Su apuesta por la posibilidad de la existencia de infinitos mundos o universos se acercaría hoy en día a una de las respuestas más satisfactorias al enigma del cosmos.

 Antonia Tejeda Barros, Madrid, 31 de mayo de 2017

Primera versión (más académica y rollazo) en el Blog de Antonia Tejeda Barros

Más artículos de Antonia Tejeda Barros en el rincón de Antonia

(Galaxia NGC 3521. NASA/ESA Hubble Space Telescope / NASA)

Bibliografía

Ferry, Luc, Épicuriens et stoïciens. La quête d’une vie réussie, Paris, Flammarion, 2012, pp. 5 – 96

García Gual, Carlos, Epicuro, Madrid, Alianza Editorial, 2006 (1981), pp. 7 – 277

Hawking, Stephen, A Brief History of Time. From the Big Bang to the Black Holes, Bantam Books, London, 1989 (1988), pp. vi – 211

Kragh, Helge S., Conceptions of Cosmos. From Myths to the Accelerating Universe. A History of Cosmology, Oxford (UK), Oxford University Press, 2013 (2007), pp. 1 – 276

Laercio, Diógenes, Vidas de los filósofos ilustres (Trad. Carlos García Gual), Madrid, Alianza Editorial, 2008, pp. 7 – 607

Lucrecio, La naturaleza de las cosas (Trad. Miguel Castillo Bejarano), Madrid, Alianza Editorial, 2003, pp. 9 – 331

North, John, The Fontana History of Astronomy and Cosmology, Fontana Press (HarperCollinsPublishers), London, 1994, pp. vii – 697

O’Connor, Eugene, The Essential Epicurus, New York, Prometeus Books, 1993, pp. 7 – 101

Rubenstein, Mary-Jean, Worlds without End. The Many Lives of the Multiverse, New York, New Sussex, Columbia University Press, 2014, pp. ix – 343

Russell, Bertrand, History of Western Philosophy, London, Routledge Classics, 2004 (1946), pp. vii – 778

Rodis-Lewis, Geneviève, Epicure et son école, Paris, Gallimard, 1993 (1975), pp. 11 – 412

Salem, Jean, Les atomistes de l’Antiquité: Démocrite, Epicure, Lucrèce, France, Flammarion, 2013 (1997), pp. 7 – 320

Sellés, Manuel, Introducción a la historia de la cosmología, UNED, Madrid, 2007, pp. 7 – 301

Singh, Simon, Big Bang. The most important scientific discovery of all time and why you need to know about it, Harper Perennial (HarperCollinsPublishers), London, 2005 (2004), pp. 3-532

Wright, Rosemary (M. R.), Cosmology in Antiquity, New York, Routledge, 2006 (1995), pp. vii – 201

Webs & Links

Epicurus and Epicurean Philosophy

Epicurean Philosophy online

NASA

NASA’s Kepler Mission Confirms Its First Planet in Habitable Zone of Sun-like Star, December 5, 2011

Kepler-186f, the first Earth-size Planet in the Habitable Zone

Moskowitz, Clara, “The Big Bang: Solid Theory, But Mysteries Remain“, March 19, 2010

Moskowitz, Clara, “5 Reasons We May Live in a Multiverse“, December 7, 2012

Vergano, Dan, “Big Bang discovery opens doors to the “Multiverse”. Gravitational waves detected in the aftermath of the Big Bang suggest one universe just might not be enough” (National Geographic), March 19, 2014

Posted in Philosophy | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

El rincón musical de Antonia

yael-flauta-2017-4

www.elrinconmusicaldeantonia.weebly.com

Image | Posted on by | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Collateral Beauty

Collateral Beauty (2016). Dir. David Frankel

collateral-beauty-20collateral-beauty-18collateral-beauty-12collateral-beauty-19collateral-beauty-16CB09078.dngcollateral-beauty-3collateral-beauty-5collateral-beauty-7CB36372.DNGcollateral-beauty-13collateral-beauty-14collateral-beauty-11collateral-beauty-22collateral-beauty-30collateral-beauty-24collateral-beauty-9collateral-beauty-2collateral-beauty-10collateral-beauty-6

Amy / Love (Keira Knightley): “I’m the reason for everything. If you can accept that, then maybe you get to live again”.

I have read some (stupid) bad reviews about this amazing film. I doubt that all those people who left bad reviews are parents who have experienced the indescribable, gigantic, and unconditional love that a parent feels for his/her children. Clearly, they didn’t get the film! Also, this is a movie of many layers: there are many turns and twists, and that’s what makes this movie brilliant. But apparently only few people got the story.

Collateral Beauty is a beautiful, strong & deep movie that talks about parenthood, love, life & death. Don’t expect car races, fights, guns & superficiality! This is a movie that will make you think, will make you cry and will make you learn to accept the tragedies of life.

Collateral Beauty arrived to Spain on December 23, and I was dying to go and see it, because I am a huge fan of Will Smith. I find him very cool, sexy and fascinating: he is handsome, he is exciting, he is funny, and he is artistic. But the most sexy thing that I found about Will is that he is a loving father and a loving husband. As much as I love to see his muscles and his beautiful smile in movies like Bad Boys, Men in Back, Wild Wild West, Ali, I, Robot, Hitch, I Am Legend or Focus, I must say that my favorite Will movie is, definitely, The Pursuit of Happyness. Finally, I couldn’t go to the cinema that Friday, because I have three children (A girl, a boy and a little girl, ages 10, 8, and 3) and I had to bring them to the swimming pool and to Taekwondo, so I ran to the cinema yesterday, Saturday the 24th. And I loved the film.

I stopped watching Trailers before having watched the movie, because the Trailers really ruin the movie for you. So, I didn’t have a clue regarding what Collateral Beauty was about, and I was very touched and surprised.

Will’s performance in Collateral Beauty is breathtaking! He is phenomenal. His eyes have so much pain and so much sadness that you can really feel his sorrow. Edward Norton is OK, Kate Winslet finally managed to get her American accent right (it took her almost 20 years!), and Michael Peña is good enough. I loved the fact that Keira Knightley kept her British accent, Jacob Latimore (I didn’t know him) is great, and Helen Mirren and Naomie Harris are absolutely amazing (Naomie is an spectacular actress: saw her in Mandela: Long Walk to Freedom and her portray of Winnie took my breath away).

I was very surprised to read today that Will didn’t get a Golden Globe nomination for his portrayal of Howard and that the movie didn’t get any nomination so far. Oh, well, awards can be really stupid…

Go watch this amazing film today! But don’t forget to bring some tissues!

The best: Will Smith, Naomie Harris, the message of hope (stand up after a horrible personal tragedy), and the dominoes.

The worst: nothing.

cropped-antonia-dalit-2.jpg Antonia Tejeda Barros, Madrid, December 25, 2016

Original Post here: Pasión cinéfila obsesivo-compulsiva

Posted in Art, Cinema | Tagged , , , , , , ,

The Failure of Democracy. The people bring a psycho-racist-clown to the White House

Published on Humano, creativamente humano on November 2016

America has proved that democracy is a complete failure. Either that or a great deal of people on this planet are terribly stupid… How is it possible that a racist-sexist-psycho-dangerous-clown has been elected president of the United States? Some American friends of mine are saying that the Democrats will win in 2020; yeah, right, that’s if the world still exists…

I know that it sounds politically incorrect, but I have always been skeptical about the democratic system. This is the system that already brought to Spain far too many of right-wing conservative crappy governments, this is the system that revived the Neo-Nazis in Austria, and this is the system that has brought today a racist-sexist-psycho-dangerous-clown to the White House.

That’s why I almost never vote. Because the system is a failure. I have voted only in one occasion, and that was after the terrorist attacks in Atocha in Madrid in 2004, after Aznar-the-clown joined Bush-the-rat in his crusade for oil in Irak. But, if I were American, I would have probably voted on November 8. Because world peace was at stake. And now, after the results, the world can tremble.

But the sad thing, and the point is, that this racist-sexist-psycho-dangerous-clown is actually nobody. He alone would have never arrived to the White House. In the same way that Hitler was a nobody and that the Holocaust and gas chambers were produced thanks to the support, collaboration and willingness of 90% of the Germans (in ’42), Trump is going to be there thanks to the support of millions of common people, including many women and some non-whites. Funny, huh?

Donald Trump is openly racist, sexist, xenophobic, homophobic and aggressive. And millions of people have voted for him. Hitler was openly racist, sexist, xenophobic, homophobic and aggressive. And people loved him. Who’s to blame here? Hitler or the common Germans? Trump or the common Americans?

Another important point is that the votes in this election were very close. And that proves that democracy is a failure. What do you do with the millions of Americans who did not voted for Trump? Those millions of whites, blacks, latinos, native-Americans, Christians, Muslims, Hindus, straights, gays, poor and rich who did not vote for this clown? I don’t like Republican politics, but I do admire all those Republicans who did not vote for Trump. But in this crappy system, that wasn’t enough.

The big joke is that Clinton won the popular vote. In America, it doesn’t really matter how many people vote, because the math does not go per vote but per electoral college, and at the end, the only factors that matters are the “key” States. Clinton has won 232 electoral votes, and Trump, 306. But the truth is that Clinton won much more votes. According to The New York Times, Clinton got 65,844,610 (48.1 % of the votes) and the clown, 62,979,636 votes (46 % of the votes). This mismatch between the electoral and popular votes is the result of Trump winning several large states (such as Florida, Pennsylvania and Wisconsin) by very narrow margins, and Clinton winning large states (such as California, Illinois and New York) by much wider margins. So, Clinton has “won” with a difference of almost three million votes (2,864,974 votes), but has lost the presidency. Does this make any sense? Not to me!

Clinton: 232 electoral votes Trump: 306 electoral votes
65,844,610 votes (48.1%)
62,979,636 votes (46 %)

The same happened in 2000, when Al Gore got 543,895 more votes than Bush-the-rat but lost the presidency (50,999,897 votes –Al Gore– against 50,456,002 votes –Bush–). Now, for the 5th time in US history, a presidential candidate has “won” while losing the popular vote. The other three times, all in the 1800s, took place in 1824 (Andrew Jackson “lost” to John Quincy Adams but won the popular vote), in 1876 (Samuel Tilden “lost” to Rutherford B. Hayes but won the popular vote), and in 1888 (Grover Cleveland “lost” to Benjamin Harrison but won the popular vote). The democratic system has proved, once again, to be a complete failure.

I really feel sorry for all those Americans who have fought hard against Trump (artists, musicians, famous actors, and many many many others). I really feel sorry for all the things that Obama build and that are going soon to be flushed down the toilet.

The United States is, with its 324,889,000 habitants, the 3rd most populated country in the world, after China and India. So, in a country of more than 300 million people, you get more than 200 million Americans eligible to vote. The biggest failure of the democratic system is that the system usually manages to convince only half or a bit more than half of the population to go to vote. In this election, the Americans eligible to vote were 231,556,622 people, but actually only 60 % bothered to vote (about 138,884,643). In 2008, Obama’s first election, that percentage went up a bit (62,2 % of elegible voters did actually vote), but, still, 62,2 % does not reflect everybody.

So, how can this elections (or any elections) actually reflect what Americans want? In an election where 231,556,622 people are eligible to vote, how can you make a government and put a clown as a president when 170,643,526 people did not vote for this clown? Even when 62,979,636 people voted for Trump (and that’s already alarming), there were about 168,576,986 people who did not vote for him. So, the democratic system is just wrong.

Total number of Americans eligible to vote 231,556,622
Total number of Americans who actually voted about 138,884,643 (about 60%)
Total number of Americans who voted for Trump 62,979,636
Total number of Americans who did NOT vote for Trump about 168,576,986

Trump is completely unfit for the role of mayor of a tiny town, needless to say president of the most powerful country in the world. He is like a 2 year-old boy who cries and shouts and menaces when he does not get his candy. Well, now he’s got his candy and, for the first time, I saw him just a bit more relaxed. But don’t let him fool us: he is incoherent, racist, crazy and dangerous, and he can push that button whenever he wants. Yes, that button is the atomic bomb, you folks.

We live far away, in Spain. But still the news is terrifying. If that racist-sexist-psycho-dangerous-clown starts pushing buttons and that stupid president of Spain follows him in another war, we’ll fly from here. The problem is: to where? Oh, well, politics suck, so probably we’ll go to Mars, where still there is no racism.

2048px-nagasakibomb

(Mushroom cloud above Nagasaki after atomic bombing on August 9, 1945)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Antonia Tejeda Barros, Madrid, November 9, 2016

Posted in History, Thoughts | Tagged , , , , , , ,